ENTRE PUERROS, TAXÍMETROS Y FEROMONAS

Las feromonas, palabra que deriva del griego: pheran que significa transferir y Hormas que significa excitar.

No solo las generamos los humanos, los animales también. En el caso de las abejas, la reina las utiliza para controlar a las obreras y para atraer a los machos en lo que se denomina “vuelo nupcial”. Las hormigas sin embargo las utilizan, entre otras cosas, como señal de alarma.

Pues yo debo ser una reina ejercitando su vuelo nupcial (y eso que volar, no vuelo). Últimamente me ha llamado la atención el comportamiento de algunos colectivos. Sin ir más lejos, el otro día en la frutería de mi barrio. Entré como cada sábado para hacer mi compra semanal de fruta. Me gusta cuidar mi alimentación. Reviso mi lista y cuando tengo todo hago cola para pagar lo que me llevo. Normalmente nos atiende una de las chicas, sin embargo hoy es un chico rubio con ojos azules (de muy buen ver, no vamos a negarlo) que normalmente está reponiendo.

Llega mi turno, me atiende muy simpático. Su jefe está al lado, hablando con el comerciante de la tienda contigua. En esto que pesa el puerro que he comprado y me pregunta con una sonrisita que si quiero que me lo limpie. Es en ese momento cuando no sabes si reir, mirar para otro lado… sabes que la frase no está formulada al azar, sabes leer entre líneas y lo has entendido perfectamente.

Es entonces cuando me planteo si decirle una burrada aún mayor que le haga hacerse pequeñito hasta que no lo vea tras el mostrador. Inmediatamente recuerdo que su jefe está ahí al lado y lo que es peor, que compro allí todos los sábados. Quizá sea mejor aguantar el tirón y hacerme la loca, no es plan de convertirse en “la limpia puerros del vecindario”.

Pasan los días y cojo un taxi para volver a casa después de una cena, esto no es la primera vez que me ocurre, el gremio taxista nunca dejará de sorprenderme.

La verdad que si veo que el conductor es majo, voy hablando con él todo el camino, sin mayor intención. Pues bien, cuando me deja en el barrio me pregunta si tomamos un café algún día. Dos en una semana, humm, mis feromonas están más que revolucionadas, jajajajaja. ¿Vuelo nupcial?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s