CON UNA MIRADA …

Te conocí hace algún tiempo y muchos otros te conocieron antes que yo.

Si paseo por tus calles y levanto un poco la vista, me envuelve tu grandeza.

Quiero viajar en el tiempo hasta épocas pasadas e imaginarte rodeada de mercaderes, marineros fenicios, colonos de la época.

Llegan a mi cabeza imágenes de otro tiempo en el que de tus rincones emanaban otros sonidos.

Veo artesanos de distinta índole, prostitutas y algún que otro filibustero merodeando por tus calles.

Cuántos emperadores, cuántos Reyes te han erigido.

Avanzando con mi mente un poco más llego al puerto, cuántos buques atracaron, cuántos besos de despedida, cuántos amores furtivos entre tanta mercancía.

Algo queda, o al menos yo lo veo, si alzo la mirada hacia tu muralla o tus balconadas.

Tacita de plata … hueles a mar y a pasadoble.

No te abandones, no te calles con o sin astilleros. Sigue cautivándome a mí y al cualquier pirata que se asome a tus balcones.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s