Con el Alma Quebrada

Respira hondo, cierra los ojos. La tienes delante, mírala y dale un abrazo fuerte.

Todo está bien, todo irá bien. Nada permanece.

Es bueno que le hables con amor y calma. Déjala llorar si necesita hacerlo.

Es cuestión de tiempo.

Mientras tanto se deslizaban despacio y sin control hasta lo más hondo de su alma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s